Curiosidades


Fox España estrenará en nuestro país la segunda temporada de The Walking Dead el 17 de octubre a las 22.20, menos de 24 horas después de su estreno en la norteamericana AMC. Para promocionar este hito, han hecho un gran despliegue promocional como un calendario en el que diferentes celebrities como Rossy de Palma posan ataviadas a lo zombi. No entiendo muy bien la relación entre personajes famosos y la serie basada en el cómic de Robert Kirkman, imagino que con estos posados pretenden salir en otros medios como ya consiguieron con la incursión en la Pasarela Cibeles de un muerto viviente, concretamente en el desfile de David Delfín. El cadavérico personaje, al que costaba distinguir de alguna de las esqueléticas modelos, posaba así de putrefacto al lado de Alaska y Mario Vaquerizo. La pareja, por cierto, ya prepara la segunda parte de su reality de MTV que se desarrollará en los EEUU. ¿Luna de miel por la Ruta 66 o como se rumorea promoción de la gira de Fangoria por Latinoamérica? En cualquier caso, autobombo del peculiar  matrimonio.

Volviendo a The Walking Dead, de la segunda temporada, se sabe que los personajes que quedan, se refugiarán en una granja habitada por otro reducto de humanos que combaten contra los zombis. Yo, no soy muy fan de la serie, porque los zombis en general, ni fu ni fa, y auque no le resto méritos ni calidad,  la primera temporada me pareció algo aburrida y reiterativa.

La segunda ha arrancado dando que hablar por el polémico despido de Frank Darabont en mitad de producción. También sabemos que se dividirá en dos tandas: una que se emitirá ahora de 7 episodios y la segunda de 6 que veremos en febrero. Para abrir boca, hay un buen puñado de teasers con zombis, zombis y más zombis. Y además, ya hay colgados una serie de webisodes, exclusivamente para internet, donde podemos conocer la historia de Hannah, la chica de la bicicleta.

Y para terminar como empecé, hablando de promos de The Walking Dead, la más sonada -pero no intencionada- sin duda fue ésta:  un enorme cartel promocional de la serie que ubicaron contiguo a una funeraria bitánica. Los dueños de la capilla no entendían de humor negro y la empresa de publicidad tuvo que retirar la valla de inmediato y disculparse públicamente. La funeraria otra cosa, no, pero pompa obtuvo.

Anuncios

Quizá en el universo paralelo, Fringe tiene una audiencia millonaria, pero en éste -lamentablemente- su caída en picado en las dos semanas que lleva de emisión la cuarta temporada, a los que seguimos la serie, cuanto menos, nos preocupa. El episodio ‘One night in october’  registró en USA  un 1,2 de rating, lo que se traduce en poco más de tres millones de seguidores.

¿Debemos temer los fans de Olivia y Zorrivia una cancelación si la cosa sigue así?

A priori, no. Fox ha apostado siempre por la serie aunque no haya sido respaldada por la audiencia -como pasó con la tercera temporada- y posiblemente concluirá la cuarta. La renovación por una quinta, de momento está en el aire, aunque la serie -según los guionistas- está pensada para 6 e incluso 8. Es, sin duda, la serie preferida de los ejecutivos de la cadena que se rentabiliza con el éxito de otras –Bones, Family Guy, House, etc.-.  Si baja de ese 1,2 entonces ya sí que su futuro se pondrá fringeoscurocasinegro.

¿Por qué las audiencias no respaldan en EE UU a Fringe?

En primer lugar, el cambio de día y hora de emisión no le hizo ningún bien. Los viernes noche es el llamado ‘Corredor de la muerte’ de los programas en la televisión americana, donde han esperando la sentencia  definitiva series tan ilustres como Expediente X , Prison break  o Entre fantasmas. El principio del fin de semana lo aprovechan los espectadores norteamericanos-sobre todo en el ratio más rentable, de 18 a 49 años- para ir al cine y pasear por los centros comerciales lo que se traduce en audiencias bajas en general.

Por otro lado, Fringe es una serie que se ha complicado bastante y, a pesar de que la mayoría de los episodios son autoconclusivos, requiere un cierto seguimiento por parte del espectador, ergo, el que no se lo graba o no lo descarga se pierde y no se reengancha. Y no olvidemos que es de ciencia ficción, que no es un género mayoritario.

Y en tercer lugar, la competencia.

¿Contra quién compite Fringe los viernes?

Fox– Fringe se emite a las 21 h.,  justamente detrás de ‘Pesadilla en la cocina‘. En este reality, que en España emite Nova, el cocinero escocés Gordon Ramsey intenta reflotar un restaurante ruinoso, normalmente, a grito pelado y obtiene unos modestos 4 millones de espectadores precediendo a la serie, que se queda con 3,1 millones.

CBS– A las nueve de la noche  la CBS consigue diez millones de audiencia con CSI: NY. La franquicia de Bruckheimer, en su octava temporada, lidera la denostada noche de los viernes con gran diferencia sobre sus rivales.

NBC– La cadena del arcoiris compite en esa franja con Dateline, un programa de investigación. Los reportajes de crímenes  truculentos doblan a  Olivia, con 6,4 millones.

ABC– La redifusión de Pan Am -que se emite de estreno los miércoles- es la competencia directa de Fringe en ABC. Las andanzas de las azafatas encabezadas -nunca mejor dicho- por  Christina Ricci  congregan  ante la pantalla a 4,1 millones de espectadores.

The CW– Con Supernatural, una serie en la que dos hermanos recorren Estados Unidos combatiendo fenómenos paranormales, la cadena realiza en esa franja unos escasos 1,8 millones.

En espera de que Fringe remonte y aguante – para explicar al menos dónde está Peter Bishop–  el viernes 7 de octubre podremos ver el episodio 4×03: Subject 9.

Imposible no hacerse eco de  esta ‘noticia’  digna de merecer una portada en el recordado ‘Noticias del mundo‘. Un anticuario de Seattle vende en Ebay una foto de un hombre de 1870 que guarda un más que inquietante parecido con el actor Nicolas Cage. Es  más, la instantánea vale un millón de euros y, según el vendedor, demostraría que el protagonista de Leaving Las Vegas es inmortal. El futuro millonario, Jack Mord, publicita la imagen en la web de subastas así:

Original c.1870 carte de visite showing a man who looks exactly like Nick Cage. Personally, I believe it’s him and that he is some sort of walking undead / vampire, et cetera, who quickens / reinvents himself once every 75 years or so. 150 years from now, he might be a politician, the leader of a cult, or a talk show host.” /’C.1870 original tarjeta de visita que muestra a un hombre que se ve exactamente como Nicolas Cage. Personalmente, creo que es él y que es una especie de muerto viviente, vampiro, etc. , que se reinventa a sí mismo una vez cada 75 años. 150 años a partir de ahora, podría ser un político, el líder de una secta, o un presentador de talk show’.

El propietario jura y perjura que la foto no está manipulada y que Cage sería un hombre sin identificar de Bristol, Tennessee. Además de la posibilidad de  poder desenmascarar al actor, comprando la imagen podrás ayudar a una buena causa. Para justificar la exorbitante cantidad que pide,  el dueño afirma que donará a la caridad -probablemente a la Comunidad del sol–  el 50 % de lo que obtenga en la puja. No se veía nada tan espeluznante desde la aparición de Michael Jackson en una  tostada.

Hasta ahora el mayor misterio del sobrino de Francis Ford Coppola era su colección de postizos, bisoñés y pelucas. Y efectivamente, hizo de criatura de la noche en la insufrible Besos de vampiro. No es por desmontarle la teoría al señor Mord pero si realmente Cage fuera uno, le habría salido bordado el papel en el mencionado filme y no fue así.

Investigando este suceso he descubierto que Jack Mord es el morboso propietario de la página ‘The thanatos archive‘, una web que es una tétrica galería de fotografías post mortem, -como las que mostraba Amenábar en Los otros– y que advierto que hieren la sensibilidad. Mucho más lúdica, dónde va a parar,  es esta chufla sobre Nicolas Cage.

A escasos días del décimo aniversario del 11 S,  una fecha que cambió la historia y la skyline de Nueva York para siempre, podemos dejarnos llevar por la melancolía con este vídeo que recopila la aparición de las Torres Gemelas en el cine desde 1969 hasta el 2001. 75 apariciones para recordar el emblema de la ciudad de los rascacielos a ‘ritmo’ del acertado título  Dust in the wind y a pantalla completa -si no, no se ven los títulos de los filmes-.

Y en  TV, un cameo -digitalizado eso sí- de las Twin Towers que nos enganchó definitivamente a la serie. En la escena final del último capítulo de la primera temporada de Fringe,  Olivia, se queda de ‘stone’ al ver dónde tiene su oficina en el ‘mundo alternativo’ William BellPincha en la foto para ver el vídeo-.  Por cierto, los amigos de Peter (Bishop) vuelven el 23 de septiembre.

El diseñador bostoniano John Defreest es un artista especializado en diseños virales muy ‘poppies’. Sus dos últimos trabajos demuestran además que es un seriófilo y ha realizado un bote de helado de Ben& Jerrys, con muchos tropezones, en homenaje a nuestro serial killer preferido, Dexter, auténtico sabor de la Bahía de Miami. Si el hombre de la camioneta de helados ha sido siempre un elemento perturbador, con este género, ya podría ser terrorífico. Sugiero un sabor homenaje a la malograda Rita con miel, azúcar y litros de sirope de fresa con la indicación de ‘consumir bien frío’ o uno en memoria del Sargento Doakes 100% chocolate negro con trocitos pero en esta ocasión… para servir muy caliente.

Defreest  también ha aprovechado el pálido aspecto de Eric Northman para promocionar un protector solar pantalla total nivel vampiro que el protagonista de True Blood podría aplicarse -en vez de los chapuceros encadenamientos con cadenas de plata- mientras Marnie La Cabrona ande suelta por Bon Temps.


El último rumor morboso que circula por las publicaciones norteamericanas es que January Jones, la ex mujer de Don Draper en Mad Men, es lo que se conoce como una pécora desalmada. De ese rostro angelical  y esa belleza gélida y distante que hubiera hecho las delicias de Alfred Hichtcock, dicen los que han trabajado con ella una serie de lindezas que la convierten en una Mesalina, una bella sin alma déspota y prepotente.

Todo empezó con las declaraciones del niño que interpreta a Bobby Draper, un aparentemente inocente infante de 11 añitos que previno al actor que le va a sustituir en la serie de AMC sobre su madre en la ficción:

Ten cuidado con January Jones, no es tan accesible como los otros. Ella se toma muy en serio lo que hace. Pero no es agradable con todo el mundo.

Este ha sido el detonante, el cerrajero de la Caja de Pandora para que excompañeros y demás se animaran a secundarle y a lapidar publicamente a la actriz. Así, Damon Lindelof, uno de los creadores de Lost y que trabajó con ella en X Men: Primera generación dijo en su Twitter sobre la muchacha esta lapidaria gracieta que pone en entredicho la valía de la intérprete:

Emma Frost’s THREE mutant powers: Telepathy, Transformation to Solid Diamond and last but not least, Sucking at Acting. En castellano: los tres poderes mutantes de Emma Frost -su personaje en el filme-: telepatía, transformación en diamante sólido y por último, y no menos importante, ser una pésima actriz.

Intratable en plató, mala actriz y por si fuera poco, su embarazo, del que no se conoce quién es el padre,  ha dado lugar a especular que el ¿afortunado? es Matthew Vaughn, director de X Men y… ¡Marido de Claudia Schiffer!

Huraña con los compañeros, sin talento ninguno, destrozahogares y… borde en los eventos sociales. Zach Galifianakis, actor de Resacón en las Vegas 2 cuenta que la actriz le instó a sentarse con él en una fiesta y, tras diez minutos de charla, le dijo: ‘Creo que ya te puedes ir yendo’. Zach, dolido y despechado le espetó:

January, eres una actriz en una serie y todos se olvidarán de ti en unos años así que, mejor, sé jodidamente simpática.

¿Ángel o demonio? ¿es tan detestable la pobre January?  o … ¿es un pelín borde con los niños;  no se esforzó -ni falta que hacía- en su papel en X Men;  el padre de su hijo no es el marido de la Schiffer y no soportaba la charleta de Zack Galifianakis? Las únicas declaraciones sospechosas de ratificar alguno de estos rumores malintencionados fueron las que ella misma hizo a la revista Marie Claire:

Cuando yo tenía 15 años las zorras del instituto eran unas zorras conmigo porque yo era más guapa

Sin duda es feo que alguien diga esto de sí mismo pero…. ¿es Jones una víctima de la envidia desde su adolescencia o simplemente, is a bicht, digo.. un bicho?

El miembro más ‘Drama queen’ de la pareja homosexual de Modern family, Eric Stonestreet,  suena como firme candidato a interpretar al actor de cine mudo Roscoe ‘Fatty’ Arbuckle en una TV Movie que prepara HBO y que dirigiría Barry Levinson. El guión se basará en este libro que ya anuncia en el título que la historia de este actor no fue una fiesta:  ‘ The Day the Laughter Stopped’, de David A. Yallop.

Se concrete o no este proyecto, este rumor bien merece recordar uno de los capítulos más morbosos de Hollywood Babilonia de Keneth Anger, cuyos dos libros sobre la cara oculta de las estrellas de cine me merendaba en mis mocedades.

Roscoe Arbuckle, conocido artísticamente por su volumen como ‘Fatty’, apodo que detestaba por otra parte, fue una estrella del cine mudo de los años 20. Se le considera el inventor del -en mi opinión- detestable gag del ‘tartazo en la cara’ que explotaba una y otra vez en las numerosas películas que protagonizó. Su relevancia fue enorme en los años del cine mudo e incluso le dió su primer papel en un filme a Buster Keaton.

Todo lo que sube baja, y en el caso de Arbuckle la caída fue abisal. El cómico, contratado por Paramount,  llegó a cobrar un millón de dólares al año en 1921. El fatídico 3 de septiembre fue a San Francisco con dos amigos y alquilaron tres habitaciones de hotel para celebrar una fiesta a la que invitaron a un buen número de aspirantes a actriz y para la que compraron litros de alcohol. Como es de prever, la celebración se fue de las manos.  Una joven -de profético apellido- Virginia Rappe,  enfermó durante el transcurso de la juerga falleciendo días más tarde. El médico del hotel diagnosticó una peritonitis y otra muchacha que había acompañado a Virginia a la fiesta  involucró a Arbuckle denunciando que le había roto la vejiga intentando violarla con una botella.

En un principio, parece que la amiga de la fallecida sólo quería dinero, llegar a un acuerdo monetario con los abogados del actor, pero el asunto se fue de las manos, llegó a las ávidas de William Randolph Hearst -el ambicioso editor retratado en Ciudadano Kane–  que  le postuló en sus publicaciones como culpable poniendo en su contra a la opinión pública.

Arbuckle se declaró siempre inocente y fue absuelto por la justicia en tres ocasiones, pero la truculenta historia que protagonizó  hundió su carrera y su vida personal, sus películas se retiraron y  falleció de un ataque al corazón con 46 años,  olvidado, alcoholizado y divorciado, echando por tierra para siempre el tópico de los ‘gorditos felices’.

Página siguiente »