Libros


Por azar, me encontré con esta sorprendente miniserie de la BBC basada en el libro de más de 1000 páginas  ‘Pétalo carmesí, flor blanca’ de Michel Faber. De su obra dijeron que era aquella que Charles Dickens hubiese querido escribir si hubiese tenido absoluta libertad creativa. Frente a lo que pueda parecer, por el retrato que realiza de la sociedad londinense victoriana, Feber es un autor contemporáneo que publicó esta obra en el 2002.

En los 4 episodios de los que consta, ‘The crimson petal and the white’ nos cuenta la historia de Sugar, una prostituta que se convierte en leyenda en los bajos fondos, cuya madre regenta un burdel. Inteligente y refinada, de alta pluma y baja cama, la joven soporta su trabajo escribiendo ‘El libro del odio’ donde fantasea con asesinar y torturar a sus clientes.

Paralelamente, conocemos a William Rackham, un pusilánime hombre de negocios, también con aspiraciones literarias cuya esposa, anoréxica e inestable, rechaza el sexo y enloquece a ojos vista. Un día William coincide con la mítica Sugar y, cuando estos dos mundos se cruzan… la sórdidez del burdel nos parecerá un resort caribeño comparado con lo que nos queda por ver.

La historia atrapa, pero la atmósfera hipnotiza. El ambiente pútrido y oscuro del lupanar contrasta con el lujoso y luminoso de la mansión victoriana y de los campos de lavanda, pero, a medida que avanza la historia, éste último se nos revela, si cabe, más infecto y claustrofóbico.

Romola Garai pone cinismo y ternura a Sugar. Antes de enfundarse el corsé y lucir miriñaque pudimos verla en… ¡Dirty Dancing 2!

Por su parte, Chris O’ Dowd, en lo que es un cambio de registro espectacular, ha protagonizado The it crowd. Y sorprende gratamente una avejentada Gillian Anderson, en el papel de la aterradora madame de burdel, muy alejada de la añorada Scully.

Anuncios

Aunque, el hecho de encender un portátil  y ponerse un capítulo de tu serie favorita es un acto tan íntimo y privado como leer, con la llegada de la Feria del Libro a Madrid, viene al caso repasar algunas de las novelas en las que están basadas nuestras series favoritas.

TRUE BLOOD se basa en la saga literaria The Southern Vampire Mysteries, de Charlene Harrris. Desde Anne Rice, nadie había dado una visión  tan original sobre el manido tema vampírico. En la serie de HBO la intención de la autora se mantiene:  presentar a las criaturas de la noche como una minoría en lucha por sus derechos, haciendo un paralelismo con la lucha de los derechos civiles de los homosexuales o de miembros otras razas. Las mayores diferencias en la adaptación a la pantalla son las de algunos de los protagonistas. Lafayette, uno de los más carismáticos personajes de la obra de Alan Ball, muere en los primeros episodios. Tara, no tiene especial protagonismo en las novelas y es una mujer sofisticada que posee una tienda de moda. Sookie, es la narradora de los libros y, aunque hemos visto en televisión que Bill tenía intenciones de pedirle en matrimonio, a pesar de sus poderes telepáticos, a la camarera le pasa como a muchas, la pedida, sólo se produce en su imaginación.

DEXTER es otra saga literaria, en este caso de Jeff  Lindsay.  La primera temporada de la serie está basada en el primer libro – El oscuro pasajero-  y la segunda tiene alguna que otra similitud con Querido Dexter, pero a partir de entonces se han tomado libertad creativa. No estaríamos esperando a la sexta temporada si los guionistas hubieran seguido al pie de la letra -nunca mejor dicho-  el primer libro de la serie. En  The Dark passenger, se insinúa que Dexter podría ser el ‘asesino del camión de hielo’ ya que, tiene unos extraños sueños que hacen pensar que comete estos crímenes cuando cree que duerme. La única pista de este asesino es una fotografía borrosa y cuando Lagherta y Debrah van a detenerle, descubren que es Brian,  el hermano casi idéntico de Dexter. Debra escucha hablar a los dos hermanos de sangre y descubre POR FIN que su hermano es un asesino. Lagherta, no baila más sones cubanos con Batista ya que, es asesinada por Brian. Dexter, le deja huir y, como souvenir, se queda una muestra de sangre de la  jefa para su colección.  Aquí, más diferencias.

BOARDWALK EMPIRE  de HBO, está  en parte basada en el libro ‘Boardwalk Empire: The Birth, High Times, and Corruption of Atlantic City’, de Nelson Johnson y ha sido adaptada por el escritor y productor de ‘Los Soprano‘.

Lecturas más ligeras son las de BONES, de Fox, que como bien reza en su cabecera reinterpreta la saga de libros escrita por la antropóloga forense Kathy Reichs.

Más que ligera, fatua es la colección de más de 20 libros de GOSSIP GIRL, de la escritora Cecily von Ziegesar. Y legen… daria! la de SEXO EN NUEVA YORK, basada en el libro homónimo de Candace Bushnell.

Hay muchísimas, pero sin duda, de los más vendidos en esta feria serán los volúmenes de JUEGO DE TRONOS,  de  George R.R. Martin.