El diseñador bostoniano John Defreest es un artista especializado en diseños virales muy ‘poppies’. Sus dos últimos trabajos demuestran además que es un seriófilo y ha realizado un bote de helado de Ben& Jerrys, con muchos tropezones, en homenaje a nuestro serial killer preferido, Dexter, auténtico sabor de la Bahía de Miami. Si el hombre de la camioneta de helados ha sido siempre un elemento perturbador, con este género, ya podría ser terrorífico. Sugiero un sabor homenaje a la malograda Rita con miel, azúcar y litros de sirope de fresa con la indicación de ‘consumir bien frío’ o uno en memoria del Sargento Doakes 100% chocolate negro con trocitos pero en esta ocasión… para servir muy caliente.

Defreest  también ha aprovechado el pálido aspecto de Eric Northman para promocionar un protector solar pantalla total nivel vampiro que el protagonista de True Blood podría aplicarse -en vez de los chapuceros encadenamientos con cadenas de plata- mientras Marnie La Cabrona ande suelta por Bon Temps.

Anuncios