Internet


Fox España estrenará en nuestro país la segunda temporada de The Walking Dead el 17 de octubre a las 22.20, menos de 24 horas después de su estreno en la norteamericana AMC. Para promocionar este hito, han hecho un gran despliegue promocional como un calendario en el que diferentes celebrities como Rossy de Palma posan ataviadas a lo zombi. No entiendo muy bien la relación entre personajes famosos y la serie basada en el cómic de Robert Kirkman, imagino que con estos posados pretenden salir en otros medios como ya consiguieron con la incursión en la Pasarela Cibeles de un muerto viviente, concretamente en el desfile de David Delfín. El cadavérico personaje, al que costaba distinguir de alguna de las esqueléticas modelos, posaba así de putrefacto al lado de Alaska y Mario Vaquerizo. La pareja, por cierto, ya prepara la segunda parte de su reality de MTV que se desarrollará en los EEUU. ¿Luna de miel por la Ruta 66 o como se rumorea promoción de la gira de Fangoria por Latinoamérica? En cualquier caso, autobombo del peculiar  matrimonio.

Volviendo a The Walking Dead, de la segunda temporada, se sabe que los personajes que quedan, se refugiarán en una granja habitada por otro reducto de humanos que combaten contra los zombis. Yo, no soy muy fan de la serie, porque los zombis en general, ni fu ni fa, y auque no le resto méritos ni calidad,  la primera temporada me pareció algo aburrida y reiterativa.

La segunda ha arrancado dando que hablar por el polémico despido de Frank Darabont en mitad de producción. También sabemos que se dividirá en dos tandas: una que se emitirá ahora de 7 episodios y la segunda de 6 que veremos en febrero. Para abrir boca, hay un buen puñado de teasers con zombis, zombis y más zombis. Y además, ya hay colgados una serie de webisodes, exclusivamente para internet, donde podemos conocer la historia de Hannah, la chica de la bicicleta.

Y para terminar como empecé, hablando de promos de The Walking Dead, la más sonada -pero no intencionada- sin duda fue ésta:  un enorme cartel promocional de la serie que ubicaron contiguo a una funeraria bitánica. Los dueños de la capilla no entendían de humor negro y la empresa de publicidad tuvo que retirar la valla de inmediato y disculparse públicamente. La funeraria otra cosa, no, pero pompa obtuvo.

A escasos días del décimo aniversario del 11 S,  una fecha que cambió la historia y la skyline de Nueva York para siempre, podemos dejarnos llevar por la melancolía con este vídeo que recopila la aparición de las Torres Gemelas en el cine desde 1969 hasta el 2001. 75 apariciones para recordar el emblema de la ciudad de los rascacielos a ‘ritmo’ del acertado título  Dust in the wind y a pantalla completa -si no, no se ven los títulos de los filmes-.

Y en  TV, un cameo -digitalizado eso sí- de las Twin Towers que nos enganchó definitivamente a la serie. En la escena final del último capítulo de la primera temporada de Fringe,  Olivia, se queda de ‘stone’ al ver dónde tiene su oficina en el ‘mundo alternativo’ William BellPincha en la foto para ver el vídeo-.  Por cierto, los amigos de Peter (Bishop) vuelven el 23 de septiembre.

El diseñador bostoniano John Defreest es un artista especializado en diseños virales muy ‘poppies’. Sus dos últimos trabajos demuestran además que es un seriófilo y ha realizado un bote de helado de Ben& Jerrys, con muchos tropezones, en homenaje a nuestro serial killer preferido, Dexter, auténtico sabor de la Bahía de Miami. Si el hombre de la camioneta de helados ha sido siempre un elemento perturbador, con este género, ya podría ser terrorífico. Sugiero un sabor homenaje a la malograda Rita con miel, azúcar y litros de sirope de fresa con la indicación de ‘consumir bien frío’ o uno en memoria del Sargento Doakes 100% chocolate negro con trocitos pero en esta ocasión… para servir muy caliente.

Defreest  también ha aprovechado el pálido aspecto de Eric Northman para promocionar un protector solar pantalla total nivel vampiro que el protagonista de True Blood podría aplicarse -en vez de los chapuceros encadenamientos con cadenas de plata- mientras Marnie La Cabrona ande suelta por Bon Temps.

Una de las sorpresas agradables de este verano, amén de Wilfred, ha sido esta extraña serie de FOX concebida para ser vista en Internet, TV o móviles. ¿Hasta dónde serías capaz de llegar por conseguir lo que deseas? es la premisa de The booth at the end -algo así como ‘el reservado al fondo’- que consta de diez capítulos de 10 minutos cada uno, con lo cual te la puedes ventilar de una sentada y si la empiezas, probablemente lo harás.

Con una producción ínfima y un inquietante argumento que recuerda a La tienda de Stephen King, The booth at the end se desarrolla en un típico ‘diner’  americano -aquí un Peggy Sue–  donde su cliente más fiel se dedica a recibir gente que necesita cosas para cambiar su vida o la de sus allegados. Así, por la mesa del señor X pasa un padre cuyo hijo está enfermo, una monja que quiere volver a escuchar a Dios o una adolescente que quiere ser más guapa, entre un grupo variopinto de pedigüeños. Pero nada es gratis en esta vida y el misterioso personaje insta a estos desesperados a hacer algo a cambio que, en principio, poco tiene que ver con su deseo: robar un banco, quedarse embarazada, proteger a una niña, poner una bomba, etc.

Los diez capítulos muestran únicamente las conversaciones entre los que piden y el enigmático ¿filántropo?, donde van contándole los progresos -o no- que hacen en las misiones encomendadas. La acción te la tendrás que imaginar, así que The booth at the end es la experiencia audiovisual más cercana a leer un libro. Con estas premisas por delante, las tramas de los personajes se van relacionando y componen un todo con moraleja incluida. Podríamos decir que es como In treatment pero con un diabólico y retorcido  terapeuta sentado al sillón.

El guión es obra del novelista Cristopher Kubasik , dirige -pero tampoco se mata-  Jessica Landaw y la protagoniza Xander Berkeley, un ubícuo actor visto en más de 80 películas e infinidad de series de TV. Entre los peculiares ‘clientes’ podemos encontrar a Matt Boren, el amigo que sólo recita tópicos en la despedida de soltero de Marshall en How I Meet Your Mother, el de ‘te casaste, la cagaste’. La monja abocada al desenfreno para cumplir su trato es la propia mujer de Berkeley, con tantas producciones televisivas a sus espaldas como él, Sarah Clarke.

Si te interesa puedes ver la serie íntegra en castelllano  en este enlace.

 

La profética campaña de la firma de vaqueros ha sido retirada temporalmente de las televisiones británicas. La firma llama la juventud a tener un espíritu pionero y optimista pero las imágenes de jóvenes enfrentados con la policía bajo el lema ‘Go forth’ en este momento, coincidiendo con la que se ha liado en el Reino Unido, ha hecho que la marca no quiera verse metida en problemas y deje de emitir los spots. El vídeo fue grabado en Berlín hace dos meses y es obra de Wieden & Kennedy.

Las curiosidades sobre la serie de HBO en la red no cesan. De hipnótica y de lo más trabajada se puede calificar esta animación que han realizado los artistas de College Humor sobre Juego de tronos. Este corto animado simula un videojuego de los de antes, una aventura gráfica de aquellas que corrían en  Scumm, donde se desarrollan a modo de misiones las escenas más importantes de la primera temporada de Game of thrones. Especial atención merece el primer encuentro erótico entre Drogo y Kaleshi -con victoria de ésta última- o la breve pero hilarante  intervención de Jon Snow. En conjunto, una delicatessen para fans de la serie.


Este anuncio de batamantas no hay por dónde cogerlo. Una multitud de personas ataviadas con la confortable prenda disfrutan de su adquisición con una alegría tal que si te los cruzas piensas que estás en un remake de La invasión de los ladrones de cuerpos. Con este atuendo realizan numerosas actividades: jugar al futbolín, comer palomitas, tejer una bufanda, etc.

En este anuncio descubrimos varias cosas: que la Macarena se puede bailar embutido en este ‘must have’ invernal con gran soltura. Primera sorpresa, porque así a primera vista no da la impresión de que dé lugar a gran libertad de movimientos, ¡craso error! incluso se puede ejercitar el hula hop. Y además, que pueden llevarla tanto las parejas recién casadas, los niños, las mascotas de tamaño medio, los  abuelitos e incluso los adolescentes góticos para los que se ha creado un cobertor especial estampado con calaveras -min.0’23-. Las revelaciones de este spot no quedan ahí: además la batamanta rompe moldes y sale a la calle para asistir, por ejemplo, a eventos deportivos o conciertos al aire libre, aunque más bien parece que están en las gradas de un frenopático. ¡El que viste batamanta, su mal espanta!

Página siguiente »