Festivales de Cine


Estrenada en nuestro país en Sitges 2010, aunque pidiendo disculpas por el retraso, es obligado hacer una reseña de este curioso filme nipón que he rescatado recientemente. Kokuhaku -Confesiones en japonés- fue todo un taquillazo en el país del Sol Naciente y su  arriesgada apuesta para el Oscar a la Mejor Película Extranjera. Después de verla, es comprensible que no pasara el corte de unos académicos mucho más sentimentaloides e impresionables que el público potencial de este filme. De hecho, ese año ganó el galardón la mucho más ortodoxa El secreto de sus ojos.

La película se inicia en el fin de trimestre de un colegio japonés. Los alumnos de unos 13 años, tan asilvestrados como aquí, ignoran el discurso que les da su profesora hasta que consigue captar su atención. La maestra cuenta que se va de la escuela, noticia que reciben con poco disimulado alborozo,  pero que no lo hará sin vengarse de dos de los alumnos presentes -A Y B- que asesinaron a su hija de 4 años. De hecho, su revancha ya se ha puesto en marcha y es inevitable e inexorable.

Y hasta aquí puedo escribir, no conviene saber nada más de este delirante argumento. La venganza de la profesora y la reacción de los alumnos es todo un harakiri visual y emocional que no dejará indiferente a nadie, como no podría ser de otra forma viniendo del país que inventó la profesión de Kamikaze y el wasabi. Un inquietante filme apoyado en una realización impecable, con momentos de deleite visual y ‘videoclipero’  con música de Radiohead y que se divide en cuatro partes, correspondiendo a la visión de los acontecimientos por parte de los cuatro protagonistas del filme.

La estructura no es muy convencional y quizá choque el speech de la profesora que ocupa, a palo seco, más de 30 minutos del metraje. Pero conviene saber que después la cosa se ‘anima’ y aunque en algunos momentos parezca algo psicodélico, -por no decir el palabro psicotrónico- el filme estremece y remueve sobre todo las conciencias de los padres nipones, ya que presenta a sus hijos como bastante deshumanizados, consumistas y huérfanos de atención. Evidentemente, la película lleva estos defectos de su sociedad al extremo, y de forma muy descarnada, pero hace pensar.

Esta revisitada ‘Aldea de los malditos’ está dirigida por Tetsuya Nakashima y está basado en el libro Kokuhaku, un bestseller japonés. Te gustará si te gusta el cine asiático moderno, los cuentos retorcidos, las películas que te dejan con mal cuerpo  y las venganzas frías, servidas muy calientes.

Anuncios

nocountry4.jpg

Se estrenó el sábado en el Festival de Cannes, No country for old men y su protagonista, Javier Bardem se llevó la mayor ovación hasta el momento. Los hermanos Coen han adaptado el libro homónimo de Cormac Mccarthy- supongo que con mayor fortuna que otra de sus obras llevada al cine: All pretty horses-. En la exigente Cannes dicen que recuerda a Fargo, donde los Coen realizaban una sangrienta sátira de la imbecilidad humana.

En la película, Josh Brolin se encuentra un maletín lleno de dinero perteneciente a unos narcotraficantes y será acosado por estos y por un despiadado asesino en serie -Bardem- que mata sin lógica ninguna con un arma peculiar, una especie de grapadora gigante. Ambos son perseguidos a su vez por todo el territorio fronterizo mexicano por Tommy Lee Jones. Un actor experto en el asedio de delincuentes en el celuloide reciente.

Aunque los Coen habían perdido mucho de su sello en sus últimas cintas –Lady Killers y Crueldad intolerable– parece que han vuelto por sus fueros creando una historia llena de humor negro y sangre fácil que escribieron pensando  en los actores que la iban a interpretar.

La carrera de Bardem -que podría hacerse con la Palma al mejor actor- remonta también tras aquella olvidable interpretación en Los fantasmas de Goya y tiene en cartera Guerrilla de Steven Soderbergh ,  Silence con Martin Scorsese y por supuesto, el rodaje español de Woody Allen.

curseofthegoldenflower1.gif

Cita del 8 al 11 de marzo en el madrileño cine Palafox para los que aseveran que la verdad está ahí fuera y para los que no. En la IV Muestra de Cine Fantástico de Madrid -con euros del canal Sci Fi– se presentan varios filmes interesantes que abarcan muchas de las temáticas recurrentes dentro de la ciencia ficción.

El jueves exhibirán la última película de Zhang Yimou Hero-, La maldición de la flor dorada, donde el realizador  vuelve al género de la épica de acción con una historia de emperatrices despechadas y emperadores obsesionados con los malos augurios de los crisantemos.

Entre los filmes que se exhibirán el viernes destaca Tideland. El filme narra la desordenada vida de una pareja de yonkies y su pequeña hija en una casa destartalada. Cuando la mujer muere de una sobredosis de heroína, el padre y la niña se trasladan a una vieja mansión desvencijada en el campo. Esta película está dirigida por el único miembro norteamericano de los Monty Python, Terry Gilliam, que era el encargado de crear los segmentos animados tan característicos del grupo cómico.

De Nacho Cerdá -artífice de cortos como The Awakening, Aftermath o Génesis- podremos ver entre las proyecciones del sábado, Los abandonados, su primer largo.  Un inquietante filme que se desarrolla en una granja abandonada y como suele ser habitual en estos escenarios, la protagonista se desquicia entre los fantasmas y demás traumas infantiles y adultos.

Del domingo, para aficionados como yo a los thrillers futuristas, merece la pena Renaissance. Viene avalada por el Festival de Annecy y nos sitúa en el París de 2054, una ciudad de la luz controlada y vigilada que se ha aislado del mundo.

Cada sesión cuesta tres euros y el bono para quien la fuerza le acompañe son 25 euros. La programación completa, aquí.

razzies071.gif

Instinto Básico 2 fue la gran triunfadora de la noche de los Razzies, la venganza de la crítica norteamericana que anuncia lo peor del año coincidiendo con la entrega de sus antagonistas, los oscars. Razzie viene a ser un juego de palabras  (raspberry que quiere decir frambuesa y ‘razz’ que es burlarse) y el trofeo es una mora de plástico pintada de purpurina y pegada sobre un carrete de película.

And the looser is…  Sharon Stone. La agónica segunda parte de la cinta de Verhoeven ha sido este año el blanco de las iras de esta asociación que la ha considerado la peor película, peor actriz, peor guión y peor secuela. Se veía venir.

Otro que saboreó mejores reconocimientos es  M. Night Shyamalan, ganador del Razzie al peor director e incluso como mejor actor secundario por La joven del agua, filme incomprendido y que decepcionó a los que pensaban que el realizador seguía en la línea terrorífica y no se conformaron con la presencia de Paul Giamatti.

Es obvio que un día estás arriba y otro estás abajo, sino que se lo digan a Nicholas Cage, nonimado como peor intérprete por The wicker man . Fue oportunamente derrotado por los protagonistas de Pequeño pero matón, otra gran triunfadora de la noche junto a ¡Vaya vacaciones!, considerada por los votantes de los razzie como Peor excusa para el entretenimiento familiar.

Yo no sé vosotros, pero yo veo grandes olvidadas en estos premios, que ya apunté en mis Pumarines y Garcis Awards, como El diablo viste de Prada, The Queen, Hijos de los hombres, …pero claro yo no soy aún uno de los 757 miembros de la ascociación, de la que por cierto, puede ser cualquiera que pague la cuota.

fauno11.gif

Los Oscars calentitos. Ya sabéis, crónica rigurosa  y palmarés, aquí. Mis impresiones, abajo 

-La alfombra roja dejó perlas como el insólito por lo poco favorecedor atuendo de Kate Winslett, un verde recibo espantoso que le marcaba todos los refajos. Nuestra Pe de rosa palo que tuvo problemas según dicen con la cremallera de su Dior,  se decantó por Versace en un vestido que a mí me pareció  la prueba hecha drapeado de que la momia se había apuntado a la moda del vintage. Otra que daban ganas de decir  aquello de ‘la culpa es de sus madres que las visten como… repollos!!’ la pobre niña de Little Miss Sunshine  parecía una cabbage patch kid.

-Ellen Degeneres, estuvo breve y muy sencilla. Muy alejada de la línea faltona típica de sus predecesores, como salida de Inland Empire, agarró una pandereta y se puso a bailar con un coro de Gospel, así, sin más.  Yo no le ví mucho la gracia, pero la platea se partía, aunque Pe y sus vecinos de Alcobendas no sé si se rieron mucho cuando la consideró mejicana, luego rectificó. A mí me recordaba mucho a nuestra Eva Hache.

-Estaba yo casi dormitando cuando me llevé la primera sorpresa. No esperaba que La vida de los otros se llevara el oscar a la Mejor Película Extranjera. Apostaba por Del Toro porque le habían nominado para cuatro categorías más. No obstante, del Toro ya se iba contento y La vida de los otros es una soberbia película que se merecía también el premio.

-Segunda sorpresa, Jennifer Hudson por Dreamgirls le quitó la estatuilla a mi favorita, la pequeña Miss Sunshine. Algo así como si aquí le damos un Goya a Chenoa, ya que la ganadora participó en la versión americana, American idol.

-Triunfador de la noche: Al Gore, se llevó las dos estatuillas a las  que aspiraba el documental que produce y conduce, Una verdad incómoda. Ya era hora de que ganara algo.

-Cantados: El oscar para Helen Mirren y Forest Whitaker. Este último parecía el mismo Idi amin Aleccionando al pueblo ugandés dada la cantidad de espectadores de color de la gala.

-Emocionado: Todo el público en pie para celebrar el Oscar que por fin!!! le dieron a Martin Scorsese como mejor Director.

-Tal como iba la noche, se veía venir. Infiltrados, mejor Película del 2006, lo sentí por Little Miss Sunshine o Babel. Esta última se ha ido bastante de vacío, con un premio mondo y lirondo a la Mejor Banda Sonora. Dos de ocho para otra perdedora de la noche: Dreamgirls.

PD: Y diréis, ¿ese de la foto quién es?, pues uno de los protagonistas de la velada al que yo por lo menos no había visto el rostro, el actor que hace de fauno en El Laberinto del fauno.

donosti.jpg

La nota de prensa difundida por el Festival define así la presentación oficial de la 54º edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que ha tenido lugar hoy viernes 12 de mayo de 2006 en el Kursaal donostiarra: “Un encuentro con amigos de la prensa y de la cultura donde también se han desvelado algunos de los contenidos que protagonizarán el certamen el próximo mes de septiembre.” Yo no soy amiga de la prensa, así que me autoincluyo en el saco de “amiga de la cultura”, si bien no sé qué significa eso realmente, suena un poco como sentirse vip por tener tarjeta de socio de la Fnac…

Con casi 15 minutos de retraso comenzaba el acto, que ha servido más para calentar motores que para dar información sobre lo que podremos disfrutar en el próximo Zinemaldi, que se celebrará del 21 al 30 de septiembre. La verdad es que lo más destacable ha sido la presentación de los carteles de las diferentes secciones, porque sobre los premios donostia o las películas de sección oficial no se ha dicho ni mú. De tener que elegir, me quedo con el cartel de zabaltegi y su superdonostiarra motivo de cubos y playa 2 en 1. Vale, sobradamente conocido, repetido hasta la saciedad si queréis, pero les ha quedado muy chulo. Y qué queréis, ¡una barre para casa! De todas formas, el público en general se mostraba encantado con el trabajo de Art&Maña para el cartel de la Sección Oficial, primero porque está muy logrado, y segundo para rendir homenaje a su creador, Toni Galindo, que precisamente falleció anoche, al que todos han recordado como genial artista y grandísimo amigo. Yo no soy demasiado fan de la Paredes, pero creo que han acertado con ella emulando a la Dama de Shangai.
Vayamos ya con las diferentes secciones:

  • SECCIÓN OFICIAL: Sabemos solamente que serán 18 las películas a competición, pero ni una sola palabra más se ha dicho al respecto. Tendremos que esperar, por lo tanto. A ver si tras la resaca de Cannes ya tenemos algún adelanto…
  • ZABALTEGI: Incluirá las películas de Nuevos Directores y las Perlas de otros festivales.
  • RETROSPECTIVA TEMÁTICA: EMIGRANTES

    El Zinemaldi saca su lado más comprometido en este ciclo, amplio y muy variado, que incluirá una treintena de películas entorno al tema que le da título.

  • RETROSPECTIVA CLÁSICA: ERNST LUBITSCH

    El dire del festi in person me ha confirmado que habrá música en directo para las sesiones de películas mudas (¡casi 2/3 partes de la filmografía de Lubitsch!) de esta retrospectiva, que todos los asistentes han calificado como “excelente elección”, un “must” entre los clásicos. Otros opinaban, siempre entre pintxo y pintxo -que para algo el catering corría a cargo de Martín Berasategui- que Lubitsch es al cine lo que Mózart a la música… pero… ¿había alguien capaz de nombrar dos títulos, aparte de “El bazar de las sorpresas” y “To be or not to be”, sin tener que hacer un claro ejercicio de memoria? Pocos, os lo garantizo.

  • HORIZONTES LATINOS: incluye la sección CINE EN CONSTRUCCIÓN, que celebra ya su décima edición en la que tratará de garantizar el buen fin de 6 largometrajes ya rodados; MADE IN SPAIN, que incluirá una selección de obras nacionales del último año; y HORIZONTES LATINOS, en la que se podrán ver las más destacadas producciones latinoamericanas.

Queda aún por desvelar cuál será la RETROSPECTIVA CONTEMPORÁNEA, pues aún está por decidir… ¡o conseguir! Y dicho esto han empezado a circular los camareros con sus bandejas repletas de un delicioso cocktail de cava con frutos rojos, y posteriormente con una selección de pintxos, primero un tanto decepcionante (al sashimi de salmón le sobraba el germen de trigo, y la anguila del milhojas de foie era demasiado fuerte), después mejorando notablemente (sorprendente la infusión de berberecho al caldo de txakoli con gelatina de yanomeacuerdoqué) y terminando en un espectáculo sublime de postres (inconmensurable la torrija con helado de armagnac). Ay, qué fácil se acostumbra una estas cosas…
En fin, aún quedan cuatro meses para el festival, pero de momento pinta bien. Como siempre, os animo a todos (industria y no-industria) a que os paséis por aquí, que merece la pena –y si tenéis suerte y hace buen tiempo, ni te cuén. A los habituales e incondicionales, por supuesto, os espero un año más. Mientras tanto, podéis recabar detalles en www.sansebastianfestival.com

Crónica by Gigi, en directo, desde el corazón de la noticia para reservoir blog. Gracias, allí nos veremos

michael moore 2.jpg

Se celebra estos días en varios lugares de la capital de España Documentamadrid, un festival que muestra gran número de trabajos de este género que en pocos años ha conseguido convertirse en algo más comercial e interesar a un mayor número de espectadores. Los documentales ya no son cosa de La 2.

Si preguntamos a nuestro alrededor, el único documental que han visto la mayoría de nuestros conocidos en pantalla grande ha sido ‘Bowling for columbine‘ o ‘Fahrenheit 9/11‘. Michael Moore consiguió dar aire al género documental denunciando el lado malo del sueño americano y quitó la etiqueta de ‘aburrido’ a este tipo de cine.

Precisamente de este polemista, se podrá ver en DocumentaMadrid,’The big one‘(1997). En este caso, la cámara acompaña a Moore durante la presentación de uno de sus libros. Aprovechando la ocasión, denuncia la explotación de menores que realizan algunas compañías como Nike. También se proyectará otro de sus trabajos menos conocidos, ‘Roger and me‘ en el que el cineasta se sumerge en su Michigan natal, cuando cierra la veterana fábrica de General Motors. Apunto que Moore se encuentra rodando ‘Sicko’ donde sus críticas se ceban en el sistema sanitario americano y tiene en fase de pre- producción ‘Fahrenheit 9/11 1/2’.

El festival ofrece dos secciones de competición y otras informativas. Entre las más destacadas, la dedicada a Joaquín Jordá, guionista y director de ‘Monos como Becky’. El español será objeto de un homenaje y pueden verse la mayor parte de sus obras. Werner Herzog, uno del fundadores del nuevo cine alemán junto a Fassbinder, es objeto de una completa retrospectiva. DocumentaMadrid proyecta más de 30 de las películas del director de ‘Fitzcarraldo’ o ‘Fata Morgana’.

Completo programa que se desarrolla en Madrid hasta el 14 de mayo a precios populares, nunca mejor dicho porque lo organiza el Ayuntamiento de la city, ese que turba el sueño de Tita Cervera.

Página siguiente »