El perfecto anfitrión es el debut en el largometraje del australiano Nick Tomnay  y la respuesta a la pregunta ¿dónde se ha metido David Hyde Pierce durante todos estos años? Pierce, tras interpretar durante años a Niles Crane en la inolvidable Frasier, había practicamente desaparecido de la actividad interpretativa salvo prestando su voz por ejemplo, en Los Simpsons , y protagonizar algunas obras teatrales en Broadway.

Con el estigma del personaje del hermano algo melifluo, neurótico y sibarita de Kelsey Grammer, el actor se nos presenta en los primeros minutos de esta película como una prolongación de aquel, aunque El perfecto anfitrión es un baile de máscaras retorcido en el que el intérprete se luce durante todo el metraje con un amplio catálogo de registros.

Esta es una de esas películas que para disfrutarla, cuanto menos sepas, mejor. Así que me limitaré a contar que Warwick Wilson se encuentra preparando una cena para sus amigos cuando irrumpe en su casa un ladrón de bancos que le engaña para ganarse su confianza. La llegada de los invitados es inminente, entre ellos, el Fiscal del distrito, por lo que el fugitivo, asustado,  toma como rehén a Warwick.

La película, a medida que avanza,  se convierte en un juego  de mesa perverso -de sobremesa más bien- que requiere que el espectador se deje llevar por unos vuelcos de guión y unas situaciones estrafalarias que, si te haces partícipe, aceptarás de buen grado.

La estructura narrativa es teatral, en tres actos, y la realización, también, ya que la mayoría de la acción transcurre en la lujosa casa de Warwick. Y, en mi opinión, podría perfectamente haberse quedado allí, sin necesidad de las escenas que transcurren en exteriores. La réplica a Pierce se la da Clayne Crawford, un rostro habitual de la televisión americana visto, entre otras,  en 24.

Lo mejor: Un guión bien armado lleno de trampas en las que se cae de buen grado y que hace verosímil lo inverosímil.Y que recordaremos indefectiblemente cuando nos pregunten ¿Vino tinto o blanco?

Lo peor: Que se estrenara directamente en DVD en USA a pesar de haber pasado por varios festivales y que aquí, pase inadvertida para los que disfruten de películas pequeñas y raras con magníficos actores y  buenos guiones.

Anuncios