Hablar de The Hour sin mencionar a Mad Men es posible. Muchos al ver el ‘look’ y el piloto de esta miniserie de 6 capítulos de la BBC se lanzaron precipitadamente a considerarla la respuesta británica a la serie de AMC. Nada más lejos de la realidad, el único parecido es que ambas se desarrollan en los años 50.  Hecha esta salvedad, The Hour es un drama periodístico en el que se combina hábilmente la trama de investigación de un asesinato con un típico triángulo amoroso, dos catetos y una hipotenusa brillantemente interpretados por: Ben Whishaw, Dominic West y Romola Garai.

Estos tres personajes junto a un impresionante plantel de secundarios reciben el encargo de realizar un programa de noticias ‘diferente’ en la BBC. Las intenciones son buenas pero el contexto político del momento, la criticada intervención del gobierno británico en el Canal de Suez…. etc., hará que contar la verdad no sea fácil y que sufran presiones por todos los frentes, sean vigilados por las autoridades y sospechosos de espionaje.

Como le decía  Ilsa a Rick en Casablanca, ‘El mundo se derrumba y tú y yo nos enamoramos’. Y entre investigación, intereses creados, censura e intentos de asesinato, los protagonistas tienen tiempo para una historia de amor a tres bandas tan interesante como la trama de espionaje central.

Una delicia esta serie en la que se retrata a periodistas de los de verdad, apasionados con su trabajo y entregados por completo a intentar informar a la opinión pública en unos tiempos en los que un Mackintosh era un abrigo impermeable y una mujer trabajadora era una rareza más o menos decorativa.

A pesar de no haber tenido una audiencia espectacular, The Hour ha sido renovada por una segunda tenporada y, aunque en ésta se cierran las tramas, tanto política como amorosa, el show debe continuar. Además, los secundarios, que en un principio no pintaban mucho, van cogiendo empaque y protagonismo, dejándonos con ganas de saber más sobre ellos, como de la periodista alcohólica y de vuelta de todo magníficamente interpretada por Anna Chancellor, toda una roba escenas.

A muchos les parece algo histriónico el personaje de Freddy LionEl perfume– pero personalmente es con el que más me encariñé. Al contenido  Hector Madden lo interpreta  Dominic West, -visto en The Wire–  y a Romola Garai, la editora de The Hour, la acabamos de ver  como Sugar en The crimson petal and the white. Destacan entre los secundarios, un melifluo Andrew Scott que interpreta a Moriarty en Sherlock, también de la BBC;  Anton Lesser el responsable último del programa, un experto en encaje de bolillos y Julian Rhind-Tutt, el enlace entre prensa y gobierno, un malo de los de antes con muchos esqueletos en el armario.

Amén del guión y de las interpretaciones, la dirección artística es excelente pero que no os engañe este colorido trailer que usaron -aún no sé por qué-  como promoción, la serie es mucho más oscura en todos los sentidos:

Anuncios