Esta noche Antena 3 intentará arrebatar unas décimas a los polis cañís de Punta Escarlata con esta miniserie británica con trasfondo sobrenatural. Lo primero, decir que Marchlands no es una producción a la altura de Sherlock, Luther o Downtown Abbey. Es la versión inglesa de The Oaks, una serie de la cadena norteamericana Fox emitida en 2008 que  ha adaptado la cadena británica ITV.

El Marchlands del título hace referencia  a una casa situada en un indeterminado y claustrofóbico lugar de la campiña. La historia recorre la vida de tres familias diferentes: una que la habitó en 1968 compuesta por un joven matrimonio y sus suegros que pierden a su hija en extrañas circunstancias; los segundos inquilinos viven en 1988 y los últimos, una joven pareja de la actualidad. En los 5 capítulos de que consta -que Antena 3 emitirá en plan maratón en 2 tandas- se nos muestra alternativamente la trama de las tres décadas, marcadas por la niña ahogada en los 60 que, evidentemente, se pasea por los años posteriores dando sustos, con un aspecto que invita a darle un Actimel y dejando el parqué de humedad hecho una pena.

Yo que soy bastante miedosa, debo decir que no me dió ‘yuyu’  ninguno este culebrón sobrenatural. Como en toda producción británica  la ambientación y las actuaciones son irreprochables, algunas tramas interesan menos que otras, concretamente la de los años 60 es interesante, la de los 80 engancha también y la el 2008 es soporífera. Los misterios y el supuesto suspense son bastante de chichinabo con tópicos fantasmagóricos tipo:  ¿qué nos quieres decir? y venga señales en clave y mensajes crípticos en vez de ir al grano, y la traca final… bastante obvia y decepcionante. A la serie le falta misterio y le sobran minutos pero entretiene sin más aunque como ya advierto, no pasma.

Anuncios