Ayer supimos que los Oscar honoríficos de este año -que se darán de tapadillo en una gala  el 12 de noviembre- serán para: Oprah Winfrey, Dick Smith y James Earl Jones. Para los que lo ignoren, Earl Jones y Oprah son los Constantino Romero y Ana Rosa Quintana negros y Dick Smith, un célebre maquillador.

Respecto a Oprah, aunque fue nominada al Oscar por El color púrpura y protagonizó Beloved, su galardón es un reconocimiento, más que a sus méritos artísticos, a la activa labor humanitaria y filantrópica que desarrolla. Le concederán un  premio humanitario llamado Jean Hersholt y que han recibido anteriormente Audrey Hepburn o Paul Newman.

Aunque habitualmente en la sombra -de ojos, obviamente- Dick Smith, se hará con otro Oscar además del que ya posee por Amadeus. Smith ha trabajado en las caracterizaciones de El Padrino o Taxi Driver y es el responsable de las pesadillas de toda una generacion por haber maquillado terroríficamente  a Regan en El Exorcista.

James Earl Jones es un rostro muy conocido del cine y la televisión norteamericanas aunque pasará a la historia por haber puesto voz a Darth Vader en la trilogía de Star Wars y a Mufasa en El rey león. Ironías de la vida, el actor era tartamudo de niño y corrigió su problema siendo obligado a recitar poesías a diario delante de toda la clase. Con 33 años debutó en el cine de la mano de Kubrick  en  Teléfono Rojo ¿Volamos hacia Moscú? y entre sus papeles más importantes están el de almirante Greer en La caza del octubre rojo y el dios -serpiente de Conan el Bárbaro.

Pero Earl Jones no sólo ha puesto solemnidad a frases como: Luke, yo soy tu padre. El octogenario actor hace gala de su buen humor recitando Baby, ohhhhh de Justin Bieber en este vídeo.

Y también era la garganta profunda que recitaba  El cuervo de Poe en el legendario episodio de Halloween de los Simpson que recreaba el  poema del escritor americano.

Anuncios