Estaba revisitando El gran Lebowski en uno de los canales de la TDT cuando he recordado que hace poco, el filme de culto de los hermanos Coen -por cierto, cada vez que alguien les llama Cohen muere un gatito- ha sido noticia. Por si alguien no se ha enterado aún, la casa donde se rodó el filme en 1998 se ha puesto a la venta. Tiene un dormitorio, está al lado de la playa y se encuentra en Venice Beach. Aunque en el filme parecía un cuchitril, ahora no tiene mal aspecto porque, según la inmobiliaria, han vivido en el bungalow varios decoradores que la han dejado como se aprecia en la foto. Eso sí, sólo se la puede comprar el ‘otro’ Lebowski, el millonario, ya que la casa de ‘El Nota’ cuesta la friolera de 1,6 millones de euros.

Si no te puedes permitir este desembolso por muy admirador que seas de este anti héroe americano, te puedes hacer con esta más económica alfombra -225 euros- a imitación de la que es ultrajada en el filme y decorada con motivos de esta imprescindible comedia. La venden aquí.

Toma ‘Nota’: también puedes rendir homenaje a ‘The Dude’ poniéndote gafas de sol, un albornoz y acudiendo al Lebowski Fest que se celebra desde hace una década en distintas ciudades de Estados Unidos y al que acuden cientos de fans para disfrazarse, jugar a los bolos, beber rusos blancos y hacer el chorra -principalmente- con la película como excusa.

Anuncios