En presumible respuesta comercial a éxitos de época como Mad Men, la NBC estrenará el 19 de septiembre Playboy Club, una serie ambientada en los convulsos e interesantes años 60 en Chicago que se desarrolla -como su nombre indica-  en un Club que se fundó antes de la edición de la famosa revista.

Visto el trailer, a priori la serie promete sexo,  intriga, glamour, asesinato y pompones en el trasero. La protagoniza un  rostro conocido: Eddie Cibrian, que interpretaba  a Jesse Cardoza, el viudo atormentado y posteriormente fallecido de la octava temporada de CSI Miami. Cibrian se toma la revancha y en Playboy Club pasa a viudo alegre dando vida a un abogado con aspiraciones políticas, vinculado con la mafia e irresistible para las mujeres.

Sorprendentemente, a meses de su emisión, ‘la cadena del arcoiris’ ya ha tenido la primera polémica con la serie. Su filial en Salt Lake City -Utah-, propiedad de la iglesia mormona, no la va a emitir porque, según afirman en un comunicado, la marca Playboy ya se sabe lo que vende y dista mucho de su ideario. A la pregunta de si las conejitas enseñarán íntegramente su… talento interpretativo, pues parece ser que sí, ya que las actrices han tenido que firmar una claúsula que les obliga a desnudarse y a participar en escenas de sexo simulado.

Anuncios