Como aficionada a las series en las que se investiga cualquier cosa, acostumbro a fijarme en  personajes que parece que salen como de paso pero que siempre pienso que, o porque son rostros conocidos, o por su misteriosa presencia van a hacer algo relevante en espisodios posteriores. A veces me equivoco, como me pasó con la misteriosa niñera de Harrison en Dexter. A pesar de ser también una célebre actriz,  se sabe ya que  no volverá en la próxima temporada y que simplemente se va con los pañales a otro sitio -previsiblemente harta de las horas extras que hacía en la casa de los Morgan-. En este caso, acerté y es que André Royo, el honrado taxista de Fringe que jamás te llevaría por donde más tráfico hay ni sintonizaría Radio Olé, vuelve en la cuarta temporada de la serie, esperamos que con una participación menos secundaria.

Era previsible, ya que no contratas al Bubbles de The Wire para una aparición testimonial. Recordemos que Henry, el taxista, ha ayudado a las dos Olivias en sendos episodios: a la ‘rubia‘ a escapar al otro lado y a la pelirroja  Altivia a dar a luz. Ya metido en faena, algo tendrá que decir este personaje y esperemos que ayude a desentrañar este culebrón venezolano que se vislumbra en la cuarta temporada, con Peter no se sabe dónde y entonces… ¿su hijo? ¿no existe tampoco? El 23 de septiembre,  lo sabremos.

Anuncios