Los espectadores que el sábado 26 de junio sintonizaban La Sexta para ver el Gran Premio de Europa de Fórmula 1 debieron quedar epatados al ver en el corte publicitario este spot de la agencia virtual de contactos Ashley Madison que proporciona citas entre personas con pareja. Si es moral o inmoral, no soy quién para discutirlo, no creo que porque la gente vea un anuncio se vaya a lanzar en masa a poner los cuernos a su pareja, ya lo tenían pensado de antes, seguro. El caso es que Cuatro y Telecinco, ahora fundidos en uno y sobre todo la segunda, poco dada a fomentar valores y acostumbrada a idolatrar infieles, a pagar a imputados, a propiciar la difamación y hacer del escarnio, la discusión y la violencia verbal una seña de identidad,  curiosamente, se negaron a emitir este anuncio, que ha sido aprobado por la comisión de la publicidad, Autocontrol.

La realidad es que Ashley Madison, que paradójicamente vió la luz un 14 de febrero de 2002 en Canadá,  posee más de 9 millones de usuarios en todo el mundo repartidos en 13 países, de los que más del 30 % son mujeres. Su creador Noel Biderman, es conocido como ‘El hombre más odiado de Internet’ pero debe nadar en la abundancia ya que su web se ha posicionado tras Facebook como la  comunidad social con mayor crecimiento mundial. Si te entra un picor inguinal lejos de tu portátil, Ashley Madison posee también una APP que, por el módico precio de 49 euros al mes, te indica quién se encuentra en las imediaciones con las mismas ganas que tú de adornar a la parienta (o pariente).

Parece ser que en España somos un país de infieles ya que Biderman ha declarado sin pudor cara  a la presentación de la web :

“Hemos analizado exhaustivamente el mercado español y esperado al momento perfecto para llevar a cabo nuestro lanzamiento. El Gran Premio de Europa de Fórmula 1 es sin duda el evento perfecto y La Sexta la cadena idónea para transmitir nuestro mensaje de que una aventura puede ser la herramienta ideal de salvar un matrimonio. Agradecemos sinceramente a La Sexta por apoyarnos y ayudar a hablar abiertamente de los beneficios de la infidelidad”.

Herramienta ideal para salvar un matrimonio o no, allá cada cual, los americanos  menos dados a la exhibición pública de sus vicios, vetaron este otro spot de la web de los casados cansados, mucho más atrevido y gracioso que el emitido en España que, cuestiones éticas aparte, posee un innegable aire porno chic que bien podría haber dirigido Andrew Blake.

Anuncios