He visto el piloto de la nueva serie de FX, Wilfred, porque la sinopsis me suscitó curiosidad: Un joven decide suicidarse pero es interrumpido cuando su vecina le pide que deje jugar en su patio a su perro mientras ella va a trabajar. Ryan, atontado por las pastillas, le dice que sí y sólo él parece ver que Wilfred es un hombre disfrazado de perro, salido como un balcón y adicto a la marihuana.

La serie es una adaptación de su homónima australiana y la versión norteamericana es de David Zuckerman -Padre de familia-. Como mejor amigo de este Brian Griffin de tamaño natural está  Elijah Wood, y como perro, Jason Gann, que interpretaba el mismo papel en las antípodas. Otro de los vecinos de Ryan, un abusón adulto, es Ethan Suplee, el tierno hermano grandullón de Me llamo Earl. Entre las caras conocidas que nos podremos encontrar en estos 13 primeros episodios de Wilfred está Nestor Carbonell, Richard Alpert, el canario más ‘cool’  de Lost.

La comedia es ligera para estos rigores veraniegos, aunque es más profunda de lo que parece a simple vista. Los episodios duran poco más de 20 minutos y te gustará si te divierte el humor surrealista, escatológico y algo incorrecto de Me llamo Earl, Family guyRaising Hope. El piloto me ha recordado a una versión mejorada de una serie mítica: Infelices para siempre, donde el padre de familia disertaba sobre la levedad de la vida con Mr. Floppy, un conejo de peluche que sólo pronunciaba palabra cuando estaban a solas.

Aquí os dejo el trailer por si os animáis:

Anuncios