¿Qué hubiera pasado si los directores de casting hubieran elegido a otro actor para un papel mítico? ¿o si ese actor no hubiera rechazado el papel? Conversaciones que se quedaron en la mesa, exigencias de caché o mala pinta en un principio del guión fueron los motivos por los que muchos intérpretes rechazaron papeles que llevaron al estrellato a los que finalmente dijeron que sí. En List of the day he encontrado alguno de los casos más llamativos:

Los productores de Footloose, fascinados por el baile en ropa interior de Tom Cruise en Risky Business, le querían para protagonizar este drama adolescente sobre un pueblo en el que las rígidas normas impiden disfrutar de la música a sus vecinos. Cruise tenía otro rodaje y dijo que no. La segunda opción fue Rob Lowe que sufrió una lesión en su rodilla y tuvo que rehusar. Finalmente, el elegido fue Kevin Bacon, engrosando así su leyenda de los ‘seis grados de separación’.

Uno de los ladrones de Sólo en casa iba a ser nada más y nada menos que Robert de Niro, pero por aquel entonces, a De Niro le debía parecer que la comedia no era para él y dijo que no. Curiosamente, aceptó su compañero de mafias en Uno de los nuestros, Joe Pesci.

Entre los que aún se dan de cabezazos por exquisitos se encuentran Tim Curry y Jeremy Irons. Ambos rechazaron el mítico papel de Álex en La naranja mecánica. Malcom McDowell pasará a la historia por esta interpretación. Kubrick  llegó a declarar que si él no hubiera estado disponible, no hubiera podido hacer la película.

James Woods se postuló para el papel del fiscal Jim Garrison en JFK pero discrepó con Stone, ya que quería más protagonismo de su personaje mientras que Oliver prefería centrarse más en el caso y menos en la biografía de Garrison. Las otras opciones eran Jeff  Bridges, rechazado por no ser un gancho para la taquilla,  y Nick Nolte, que les pareció demasiado mayor. Mel Gibson también fue considerado pero dijo que no. Finalmente, Kevin Costner se llevó el papel.

En Thelma y Louise de Ridley Scott, Melanie Griffith fue considerada para el papel de Louise y a Cher se le ofreció el papel de Thelma, pero lo rechazó. Callie Khouri, quien escribió el guión original, quería a Holly Hunter y Frances McDormand. Los productores preferían a las mucho más taquilleras Meryl Streep y Goldie Hawn. Las protagonistas del lanzamiento por el barranco más mítico y parodiado de la historia del cine fueron Geena Davis y Susan Sarandon. Para el papel que encumbraría a Brad Pitt se presentó más de cinco veces, George Clooney.

Ralph Macchio rechazó el papel de Marty McFly en Regreso al futuro pensando que la película era sobre ‘un niño, un coche y pastillas de plutonio’.  Michael J. Fox estaba rodando ‘Family Ties‘ en televisión y no pudo en un pricipio protagonizar la película por lo que Eric Stoltz llegó incluso a rodar varias escenas hasta que el director decidió que no servía para el papel y volvió a negociar el rodaje con J. Fox. John Lithgow, Dudley Moore y Jeff Goldblum fueron aspirantes al papel de Doc Brown.

Mucho hubiera cambiado la película, incluso la hubiera visto, si Al Pacino no hubiera rechazado el papel de Richard Gere en Pretty Woman. Los productores querían a Meg Ryan pero ella… lo rechazó para alegría de Julia Roberts.

Las primeras opciones de Peter Jackson para el papel de Aragorn en El señor de los anillos fueron Russell Crowe y Daniel Day-Lewis. Crowe estaba encantado con el proyecto pero no pudo hacerlo por problemas de agenda. Finalmente, el papel encumbró a Viggo Mortensen.

Anuncios