Como decía Groucho Marx: ‘Debo confesar que nací a una edad muy temprana’. El inexorable paso del tiempo no sólo afecta a los humildes mortales, los actores y directores también son víctimas o beneficiarios del paso del tiempo, a excepción de la familia Simpson y modernos ‘Faustos’ como Jordi Hurtado o David Schimmer. Aquí van algunos ejemplos de cambios físicos radicales para bien o para mal:

Anna Paquin– A la izquierda en una imagen de El Piano con 11 añitos  y a la derecha con 25. La canadiense pasó de ser la repelente niña del filme de Jane Campion que, con su boinita azul se quedó sin habla en el escenario al recibir el Óscar, a la repelente Shookie Stackhouse de True Blood.

Neil Patrick Harris A sus ‘sweet sixteen’ le vimos en ‘Un médico precoz’ donde interpretaba a Doogie Howser, un niño que era médico por obra y milagro de Steven Bochco. How i met your mother, la empezó con 32 y, como Barnie Stinson, también realiza chequeos a muchas pero con frases legen… darias como: ‘La única diferencia entre las pelis porno y mi vida, es que mi vida tiene mejor iluminación’.


Daniel Radcliffe– aunque ya le dediqué en su momento un post a Harry Potter cuando enseñó la varita en la polémica obra teatral Equus, no podía faltar en esta comparativa: Radcliffe muy poco favorecido con el uniforme de Hogwarts y mucho mejor, con el traje de saliva que lució en las tablas a la edad de 18.

Edward Norton– Prueba viva de que Cicerón tenía razón cuando dijo aquello de : “Los hombres son como los vinos: la edad agria a los malos y mejora los buenos”. Cuando este chico apenas era un mosto de 26 añitos en ‘Las dos caras de la verdad‘, aunque se reveló como gran actor, era un esmirriado y un tirrillas. Varias sesiones de gimnasio después, estrenó la treintena totalmente ciclado en American History X. Todo un Gran Reserva.

Larry Wachowsky– Para cambio radical el  de sexo del codirector de Matrix. Todo un ‘wachow, wachow man’ con 34 añitos y una ‘señora que… ‘ con 39.

Casos patrios- Pues hay un par muy llamativos. Julián González, de pecoso adorable en Farmacia de Guardia  (11 años) a simplemente pecoso en la serie ‘Cuenta atrás‘ (28).

Y Ruth Gabriel, que aseguran que en Barrio Sésamo era una niña de 9 años, pero más bien parece Pancho el de Verano Azul. Y en la actualidad, y desaparecida del mapa, con treinta y tantos.

Anuncios