photo_05.jpg

Con título poco prometedor: Promesas del este, llega mañana a nuestras pantallas la última película de un director que, como ‘rarita’ confesa, me ha gustado siempre: David Cronenberg. Desde Inseparables hasta Crash sus pelis tienen un punto esquizo y de cine hecho carne que me va.

Repite con Viggo -tras Una historia de violencia– en este thriller sobre la mafia rusa, la explotación sexual y otras paradojas del mundo civilizado.

Por lo demás poco que destacar:

– Un nuevo filme del director de El hada ignorante: No basta una vida. Crisis de los 40 en el ‘ambiente’

Padre nuestro: Una coproducción que representará a Chile en los Oscar. Cuenta la historia de un mexicano que se va en plan Marco a NY a conocer a su padre. A pesar de este manido argumento, no tiene mala pinta.

Un plan brillante: Demi Moore -con un retrato envejeciendo por ella en su desván- sorprendentemente se codea con Michael Caine que interpreta a su cómplice en el expolio de unos diamantes.

Siete mesas de billar francés: Aunque tuvo premio para la Portillo en Donosti, esta peli me inspira temor. ¿por qué? pues porque la incursion del cine español en el campo de las mesas de billar ha dado resultados muy alejados de la mítica El Buscavidas.

Recuerdo a mi pesar A tres bandas, -pero creo que sólo yo- un filme infumable con Imanol Arias y una que se auto exilió -supongo- después de este papel: Ruth Gabriel (sí la que enseñaba el Mato Grosso en Días Contados, la niña de Barrio Sésamo).

Buen fin de semana!!

Anuncios