death_proof.jpg

No se llama este blog así porque quedaba gracioso. La que teclea es una talifán de Quentin Tarantino y, como era de esperar, Death Proof me ha encantado.

El talento de Tarantino brilla aquí en todo su esplendor en un filme divertido, con muchos de los diálogos que son el sello de la casa. El autor de Kill Bill sabe como nadie hacer de la charla banal y aparentemente intrascendente unos duelos de ingenio en los que no te puedes perder detalle. En esta ocasión, y a la altura de la mítica conversación sobre los Mac Donalds europeos de Pulp Fiction, destaca el parloteo que mantienen las protagonistas del segundo segmento del filme sobre las armas para defensa personal.

Kurt Russell está estupendo. Bajo la máxima. ‘Soy un macarra soy un hortera, voy a toda hostia por la carretera’ compone un diablo sobre ruedas más que digno dados sus precedentes interpretativos.

No creo que haya hombre o mujer al que le pasen desapercibidas las actrices de Death Proof, sexis, guapas y sensuales: la hija de Sydney Poitier -que por cierto se llama igual-y Vanessa Ferlito -vista en CSI NY- especialmente (en mi opinión, aunque ellos igual discrepan).

Y para completar el lote una banda sonora en la línea de los otros filmes de Tarantino, es decir, imprescindible. Los detractores del maestro abstenerse.

No comparo con Planet Terror -que me gustó pero menos- porque, a pesar del espíritu común de ambos filmes, son muy diferentes. Aunque creo que en el homenaje a las cintas de Grindhouse setenteros sale más airoso Tarantino porque su sello se ve por todas partes y no dudas en ningún momento de que se trata de una película del de Knoxville. Por su parte la de Rodríguez me pareció demasiado fiel al cine de John Carpenter y cía. Pero para gustos…

PD: Y mi agradecimiento a La Chirvi por el premio y las líneas que me dedica en su -esencial para la vida moderna y lo más divertido de la red- blog y eso que el cine le interesa un menos tres :).

Anuncios