last-days1.gif

A Candy y Tideland, filmes en cartelera con drogadictos de por medio,  se suma desde el viernes Last Days. Gus Van Sant realiza un filme en el que un deprimido cantante de rock pasea su desgana de vivir y su hastío por una casa de campo desvencijada.  Todo un esfuerzo para el espectador que debería comprar con la entrada un limón para succionar durante su visionado y evitar así la cabezada que sus imágenes y nula acción producen.

Realmente cuando salí de ver a Michael Pitt encarnando a Kurt Cobain en los días previos a su muerte tenía ganas de recrear Elephant con el realizador y todo su equipo. No obstante, reposado el filme pues ahora me gusta, me parece que retrata como he visto pocas veces en el cine lo que es la pasividad vital de un adicto y su entorno.

El personaje de Pitt -al que en ningún momento de la cinta se le alude como al cantante de Nirvana– da una lástima enorme y resulta fácil empatizar con él apesar de la distancia obvia entre él y el resto de los mortales. Deambula, delira, apenas pronuncia palabra y sus ‘amigos’ poco menos que se aprovechan de él y le apartan de una patada cuando le ven en el suelo.

Esta sensación de que una película me guste a posteriori sé que es extraña, pero sí que la recomiendo. Aunque armados de paciencia, con las ocho horas de sueño de rigor y el limón entre los dientes mencionado. Gus se lo ha tomado con calma y las secuencias transcurren con la misma cadencia que si el equipo completo se hubiera puesto de tranquimazin.

El señor Van Sant ha puesto parte de su experiencia cuando se convirtió en la celebridad entre sus amigos, consecuencia de el éxito de Drugstore Cowboy y My own private Idaho -dos peliculones-. Al igual que Cobain compró una casa en la que se le acoplaban todos. Jope y eso me ha pasado a mí y  no soy una estrella, por eso en la próxima, nada de sofá cama.

Atención especial a la banda sonora, con un tema compuesto para la ocasión por el efebo rubio protagonista: Death to birth. También cuenta con el temazo Venus in furs de The Velvet Underground.

Anuncios