chanel.jpgaudrey_tatou.jpg 

Para muchos -dado las veces que han visionado la cinta- Audrey Tautou será siempre la bondadosa y solitaria Amelie Poulain repartiendo alegría y chorreando bondad pero quizá para nuevos espectadores se identifique a partir de 2008 con Coco Chanel. La actriz francesa pondrá rostro y flequillo a la mujer para la que un número 5 no iba acompañado de una rima malsonante.

Así a priori no se parecen mucho pero tampoco se parecía la Kidman a Virginia Wolf y le salió un papel de narices.

Coco -con acento en la segunda O- llevó una de las vidas más apasionantes del siglo XX y cuentan que la película que prepara Anne Fontaine se centrará en la vida de la fundadora de la  Maison Chanel antes de triunfar en la moda.

La costurera va a ser reivindicada en dos biopics más. El de la directora monegasca Danièle Thompson dicen que podría protagonizarlo nada más y nada menos que Angelina Jolie. Si esto se confirma tendrá que pasar por el quirófano a hacerse un repaso porque aunque guapa es y mucho, la veo demasiado carnal para encarnar a la etérea pero pecadora Coco.

William Friedkin ‘El exorcista’– trabaja igualmente en una película sobre el romance de la modista con el compositor y director de orquesta ruso Igor Stravinsky. La actriz parisina Marina Hands será la tercera Chanel en discordia en  ‘Coco et Igor’.

PD: Un apunte sobre Amelie: aunque la cinta no me desagrada -sobre todo la historia del padre de la protagonista y su enanito de jardín turista- me quedo con dos trabajos anteriores de su director –Jean-Pierre Jeunet-. Concretamente: Delicatessen y La ciudad de los niños perdidos.

Anuncios