¿Cómo que no? David Lynch es muy comercial.  No especialmente cuando se adentra en el largometraje pero sí cuando le han encargado spots de televisión. Esta es también la explicación a cómo se financia sus películas que evidentemente no es gracias al merchandising y al porcentaje de taquilla y palomitas. Pongo con acceso directo los que más me han gustado:

Este Bambi marcando territorio:

Este ‘Lynchyiano’ Tiburón, muy hemoglobínico:

Este rarito por las referencias a sus filmes:

Y la campaña que realizó para concienciar a los ciudadanos de NYC sobre el problema que allí suponen estos ‘marditos roedores’. Es excelente:

 El realizador ha rodado publicidad de cosas tan diversas como: perfumes, tabaco, café, tests de embarazo, pasta, Alka Seltzer, y por supuesto coches. Os aseguro, aunque os extrañe, que en ninguno de estos spots sale Fernando Alonso pero es obvio que a él le gusta nadar a contracorriente. Todos los anuncios del genial cineasta los podéis ver en esta página. Puro Lynch para dummies y metadona para sus fans. Igual un día los monta todos seguidos y lo llama Inland Empire 2.

Anuncios