spiderman_31.jpg

El tiempo sigue inestable y si uno está harto de ejercicios mentales, películas españolas existencialistas y otras diversiones, nada mejor que acudir a las enormes pantallas de los cines de palomitas gigantes y ver Spiderman 3 para liberar testosterona arácnida. Sam Raimi tira de infografía, 3D, el sosainas de Tobey Maguire, la vampírica Kirsten Dunst y kilómetros de telaraña viscosa para deleite de los fans de este superhéroe que a mí concretamente ni fu ni fa. Principalmente porque no me quito de la retina el ‘skyjama’ que desluce el protagonista. Mucho más sexy Batman -y además, esta forrado-.  

Nicole Kidman estrena Retrato de una obsesión, otra traducción imposible del original ‘Fur’. Es la biografía imaginada de Dianne Arbus que pasó de ama de casa convencional a fotógrafa vanguardista en la década de los 50.

De Argentina llega ¿Quién dice que es fácil? Nueva comedia de los creadores de No sos vos, soy yo. Nueva es un decir porque ambas se parecen en exceso, claro que si te gustó la primera esta también. A mí no me hizo reir a carcajadas ni sonreir mucho pero soy de risa difícil y humor peculiar. La protagoniza el Alvy Singer porteño, Diego Peretti. Lo mejor, las escenas con la asistenta. Lo peor, que tiene un toque sentimentaloide ñoñísimo y que es más de lo mismo.

También podemos ver un ‘Mira quién baila’ germano, ¡Esto es ritmo! Es un documental sobre la preparación de un grupo de jóvenes de diversas edades y circunstancias para bailar a Stravinski con la Filarmónica de Berlín. La peculiaridad es que nunca han dado tres pasos seguidos de baile y el filme da la típica lección sobre que si quieres puedes y lo bonito que es ser joven. He leído críticas entusiastas, a mí me gustó pero tampoco es como para dejarlo todo y salir corriendo a pillar entrada. De hecho en Alemania se ha estrenado en televisión solamente y allí supongo que el público era más receptivo.

Otros estrenos y su trailer correspondiente:

Hotel Tívoli: Nancho Novo toca ultimamente a estreno por semana, que le dure. En este caso le dirige Antón Reixa en una historia de mecheros que como la ‘farsa monea’ de mano en mano van.

Las películas de mi padre: Parece ser que las películas en cuestión no son las de la paella en casa de la abuela. Una historia de incesto y pedofilia que dirige Augusto M. Torres -un envidiado ‘colega’-.

El infierno: En este caso la traumatizada no es una, son tres. Una película francesa con Carole Bouquet.

Mi hijo: El que faltaba por visitar al psicoanalista. L’amour fou entre una madre y su hijo. También de Francia y también un drama familiar.

PD: Yo no sé vosotros pero visto este panorama dudo entre ver La fuente de la vida o irme de copas, quizá ambas cosas pero no me decido en el orden. Buen fin de semana!

Anuncios