Hoy traigo un trabajo de Peter Spears, un director, guionista y actor americano que presentó este cortometraje tan esclarecedor en la edición de 2002 del festival de Sundance. Tuvo muy buena acogida pero debió traumatizar a los que entre Epi y Blas sólo veían una buena amistad. También sorprende ver cómo prosperaron desde que habitaban en un modesto apartamento en  Barrio Sésamo hasta este documento que nos los muestra en una acomodada residencia de Los Ángeles. Eso sí, el fondo de armario de ambos permanece inalterable.

A mí siempre me discuten la teoría de que Blas era un limón y Epi una naranja pero yo estoy convencida, y además esto corroboraría la legendaria metáfora frutal de Anne Bottle. Un divertido ejercicio de ‘Outing‘ de excelente calidad y trágico final que se comprende aunque no se domine la lengua de Shakespeare o ‘entiendas’ o no.

Anuncios