ficcion11.jpg 

A Eduard Fernández le acaban de dar el Premio Max por su trabajo en el Hamlet de Lluís Pascual, un reconocimiento que se suma a los galardones que acumula este catalán cada vez que asoma por un rodaje.

Me parece un buen actor, de esos que no pasan desapercibidos en pantalla pero que si pasaran a nuestro lado no repararíamos en su presencia. Lo malo es que con él tengo siempre una sensación constante de déjà vu, porque Eduard Fernández siempre hace el mismo papel. Véase: Tipo de mediana edad, atormentado, bajito y en constante cabreo con el resto de la humanidad al que la vida trata mal. Cierto es que lo borda, que cae bien y que es una presencia agradecida en cualquier producción pero no podemos decir de él que es Meryl Streep.

Más bien sigue la senda de los grandes encasillados como: Federico Luppi, Ricardo Darín, Guillermo Toledo, Michael J. Fox y Antonio Resines. Este último incluso ha dado origen al verbo ‘hacer un Resines’, es decir, interpretar una y otra vez el mismo papel.

Repasando la filmografía de Fernández le encontramos haciendo el mismo personaje en: Smoking room, Cosas que hacen que la vida merezca la pena, Ficción, En la ciudad.. Me extraña que se les haya escapado a los Ulloa en el casting de Pudor, porque era el que faltaba.

Gran actor no lo pongo en duda y el sucesor más claro para Agustín González, uno de los grandes cabreados del cine español. No obstante un cambio de registro no le vendría mal, que con verle en el reparto ya sabes de qué va la película como en el caso de Jackie Chang. Que le den otro papel por dios!

Anuncios