Esta sección admite peticiones y con este trabajo, respondo a una de ellas. ¡Tía, no te saltes el eje! es un  cortometraje muy original de Kike Narcea que fue premiado por el jurado en el último Notodofilmfest.

Aunque se sea profano en los parámetros clásicos de la narración cinematográfica, el corto se disfruta igual porque las protagonistas están que se salen y te partes (el eje, claro).

Para entender el chascarrillo cinematográfico adjunto explicación sobre el asunto de los ejes:

‘Para garantizar el raccord de espacio, es necesario tener en cuenta la regla de los 180º, según la cual la acción de cada plano, por ejemplo dos personas hablando, crea una línea imaginaria denominada eje de acción que origina un espacio de 180º a cada uno de sus lados. La cámara puede situarse en cualquiera de estos dos espacios al iniciarse la secuencia pero el paso de un lado al otro sólo será posible con un plano fuelle o de transición (un plano en el que el eje de acción y el eje óptico coinciden o un plano en movimiento que muestra el paso de un espacio al otro), ya que de no ser así se producirá un salto de eje, lo que supone un cambio de las posiciones relativas de los personajes.’ 

Vamos, que no puedes pasar de un plano a otro así, sin más, sin que haya algo en medio. Sencillo ¿no? Que lo expliquen la ‘Vane’ y la ‘Lore’ que ellas sí que saben.

Anuncios