alphadog1.gif

Nick Cassavetes retoma la dirección, tras la empalagosa El diario de Noa , con Alpha Dog, una historia de aire independiente basada en un hecho real, el que protagonizó Jesse James Hollywood, un delincuente juvenil al que en el filme se ha denominado con un nombre no menos cinematográfico: Johnny Truelove.

La película nos muestra a un grupo de jóvenes californianos de lo más insano en sus vicios que son tan pobres que no tienen más que dinero. Un mal día deciden secuestrar al hermano pequeño de un tipo que les debe unos miles de dólares y lo que era un juego de matones de ‘urba’ se convierte en una brusca entrada en las páginas de sucesos.

Cassavetes no puede ocultar cierta simpatía por estos descarriados y los palos son para los padres. Los muestra como sobre protectores o como desapegados. Unos progenitores que jamas han visto un capítulo de SOS Adolescentes y que interpretan Bruce Willis y Sharon Stone. Lo peor del filme es el espíritu de docudrama con unas entrevistas a los familiares con los que Cassavetes ha querido aumentar el dramatismo y dar verosimilitud a la historia, pero partiendo de que la historia es ya de por sí un drama y de que está basada en un hecho real, están de más.

Y sin duda, si algo le sobraba es la ‘moco entrevista’ que protagoniza Sharon Stone, engordada por gracia de los maquilladores, que aparece con un Cambio radical que más bien parece la pariente rubia de la familia Klump de Eddie Murphy . Pretende conmover pero parece de coña.

El brat pack es soberbio e incluso Justin Timberlake. El muchacho resulta creíble, luce multitatuaje y lo que es mejor, no canta.

PD: Alpha Dog se estrena el miércoles 4 de abril

Anuncios