madrigal1.gif

Esta semana he visto muchos bodrios y he oído a muchos críticos roncar. Yo, he permanecido despierta con Madrigal, toda una rareza venida de Cuba del director de Suite Habana.

La propuesta de Fernando Pérez es difícil de digerir y roza lo experimental. Pero una estética muy decadente y un guión de diálogos pausados que se desarrollan en una Habana muy lejana al tópico que solemos ver en pantalla, la hacen muy interesante y a mí, me atrapó.

El filme relata la historia de un escritor que actúa en una obra de teatro y escribe una novela. Entra en contacto con una chica -que trabaja en una morgue- muy acostumbrada a que todos se aprovechen de ella. Dos tercios de la  película versan sobre este romance semi imposible y uno está dedicado a poner en imágenes la historia que ha escrito el protagonista. Muy curiosa pero no recomendable a todos los públicos y no por su contenido erótico, sino porque es larga y muy existencial.

Pérez ha querido rendir homenaje a René Clair, y en concreto a Les grandes manoeuvres, donde al cineasta no le dejaron filmar el final que hubiera querido y el cubano le resarce.

No la he visto pero viene avalada por la nominación a los oscars de sus protagonistas: Diario de un escándalo. Judi Dench y Cate Blanchett realizan un duelo interpretativo como estricta gobernanta y pedófila con picores. Un dramón.

Buen fin de semana y del resto de estrenos, con ver el trailer basta:

Anuncios