Como desagravio a Nacho Vigalondo -pendiente de estreno de Los Cronocrímenes, su primer largo- , y por si a alguien se le escapó este excelente corto con el que pisó la alfombra roja, aquí va 7:35 de la mañana.

Vigalondo escribe, dirige, compone y protagoniza esta historia en la que un desayuno rutinario en el bar de siempre no es necesariamente todos los días más de lo mismo. Pinchen play y vean:

Anuncios