Gracias a youtube podemos disfrutar de un género en sí mismo, que de otra forma, no suele tener mucha transcendencia: el cortometraje.

Historias cortas que son la tarjeta de presentación de muchos cineastas o el solaz de largometrajistas que vuelven a él, como es el caso de Daniel Sánchez Arévalo. El cántabro acaba de finalizar Traumatología mientras elabora su nuevo largo tras el éxito de Azuloscurocasinegro .

Hoy traigo uno de sus trabajos, ‘Express’, emocionante y estremecedor  relato en el que una olla express no es el  regalo  más adecuado  para una madre.

Como los grandes placeres de esta vida, corto pero intenso:

PD: Como mi rubia cabeza ha aprendido recientemente a postear vídeos, si os gustan  iré poniendo más.

Anuncios