curseofthegoldenflower1.gif

Cita del 8 al 11 de marzo en el madrileño cine Palafox para los que aseveran que la verdad está ahí fuera y para los que no. En la IV Muestra de Cine Fantástico de Madrid -con euros del canal Sci Fi– se presentan varios filmes interesantes que abarcan muchas de las temáticas recurrentes dentro de la ciencia ficción.

El jueves exhibirán la última película de Zhang Yimou Hero-, La maldición de la flor dorada, donde el realizador  vuelve al género de la épica de acción con una historia de emperatrices despechadas y emperadores obsesionados con los malos augurios de los crisantemos.

Entre los filmes que se exhibirán el viernes destaca Tideland. El filme narra la desordenada vida de una pareja de yonkies y su pequeña hija en una casa destartalada. Cuando la mujer muere de una sobredosis de heroína, el padre y la niña se trasladan a una vieja mansión desvencijada en el campo. Esta película está dirigida por el único miembro norteamericano de los Monty Python, Terry Gilliam, que era el encargado de crear los segmentos animados tan característicos del grupo cómico.

De Nacho Cerdá -artífice de cortos como The Awakening, Aftermath o Génesis- podremos ver entre las proyecciones del sábado, Los abandonados, su primer largo.  Un inquietante filme que se desarrolla en una granja abandonada y como suele ser habitual en estos escenarios, la protagonista se desquicia entre los fantasmas y demás traumas infantiles y adultos.

Del domingo, para aficionados como yo a los thrillers futuristas, merece la pena Renaissance. Viene avalada por el Festival de Annecy y nos sitúa en el París de 2054, una ciudad de la luz controlada y vigilada que se ha aislado del mundo.

Cada sesión cuesta tres euros y el bono para quien la fuerza le acompañe son 25 euros. La programación completa, aquí.

Anuncios