gal_021.gif

Si en Hollywood se dan los Razzies, en nuestro país, cada vez cobran más fuerza los YoGa, unos premios a lo peor del año que entrega el colectivo anónimo de críticos Catacric. Aunque me pregunto si alguno de estos expertos es de los que suele roncar a pierna suelta a mi lado en los pases de prensa, la verdad es que tienen gracia.

Este año acapara un gran número de candidaturas la película GAL al completo. Proponen al pobre Jordi Mollá como peor actor -por cierto qué ‘mala estrella’ está teniendo este muchacho-, aunque también se habla de Viggo Mortensen por Alatriste. Ellas no se libran y suena con fuerza Leonor Watling por Tirante el Blanco en la categoría femenina. A mí me ha hecho especialmente gracia la propuesta como peor actor revelación para Fernando Acaso por H6, con lo bien que estaba este chico departiendo por las mañanas con Teresa Campos. Y por cierto ¿quién ha visto esta película?

De todos modos, aceptan sugerencias y yo lanzo inocentemente al aire propuestas como:

Antonio Banderas como peor director y todo el elenco de El camino de los ingleses, por aburridos e ininteligibles sin subtítulos.

Santiago Segura y Flo por reincidentes con Isi Disi, alto voltaje, secuela más innecesaria que las de Vaya Santa Claus.

Bardem por su papelón como inquisidor y como afrancesado marcando huevos de oro en Los fantasmas de Goya. Premio muy disputado con Fernando Tejero por Va a ser que nadie es perfecto

-Y no me puedo olvidar de proponer un YoGa a la película de animación más desanimada de la historia, De profundis.

Hay muchísimas más, pero no quiero cebarme. Ojalá los españoles tuvieran el sentido del humor de los actores americanos que han ido a recoger con flema británica su anti-Oscar como Halle BerryCatwoman-, Tom Selleck Cristóbal Colón– o Ben Affleck -a toda su carrera-. Qué goce ver a Garci recogiendo su YoGa por Tiovivo, por ejemplo, y dedicando el premio  a Juan Manuel de Prada.

Anuncios