teresa1358_cmyk.gif

Muero porque no muero de ganas de ver Santa Teresa, el cuerpo de Cristo. No es que del escepticismo haya pasado al misticismo, es que he visto el trailer y promete. Estoy deseando ver las reacciones de la curia romana -y abulense-cuando contemplen a Santa Teresa intimando con Cristo al estilo de Madonna en Like a Prayer.

Al clero ya se le ladearon las mitras con La última tentación de Cristo, La vida de Brian o Yo te saludo, María. Con este filme -cuyo título ya da pistas- intuyo una oleada de protestas y peticiones de excomunión por explicitar en imágenes el auténtico motivo de las levitaciones de la Santa.

Aunque lo pueda parecer, no la dirige Vicente Aranda, ni siquiera Bigas Luna. Ray Loriga, maldito escritor, es el artífice de este proyecto. Paz Vega da vida  a la atormentada monja, muy alejada de la imagen de las estampitas. Como no podía ser de otra forma, muestra su sensual anatomía con los éxtasis místicos como coartada.

No obstante, el filme narra la vida de la primera doctora de la iglesia, amén de sus picores. Una mujer que, aunque algunos sólo recuerden su macabro brazo incorrupto en una visita familiar a Ávila, pasa por ser una escritora con una obra literaria que fue cumbre de la lírica española del Siglo de Oro.

Arropan -es un decir- a Paz Vega en el filme: Leonor Watling , Geraldine Chaplin, José Luis Gómez y Eusebio Poncela.

Anuncios