rocky-balboa.jpg

El ¿actor? más inexpresivo del mundo pero con legión de admiradores vuelve hoy a las pantallas. Sly viene a demostrar que la vida no termina a los 60 y se enfunda los guantes para -según él mismo- resarcir a los seguidores de la saga que se habían decepcionado con la última entrega. Los que nos habíamos decepcionado con las cinco anteriores, no contamos.

La carrera del semental italiano -llamado así porque sus comienzos fueron enseñando el rambo en una película porno italiana- ha conocido grandes éxitos y estrepitosos fracasos, en términos de taquilla por supuesto. Tras Rocky Balboa, le cogió afición a repartir sopapos y eso hizo sin miramiento en Yo el halcón, Juez Dredd, Cobra, Demolition man o Cliffhanger. No he visto niguna de estas películas, lo confieso -bueno, al menos tres Rocky, sí-. Stallone en una película es una presencia que me echa tanto para atrás como la de Steven Seagal, Jackie Chan o Lydia Bosch.

Su incursión en la comedia fue incomprendida -aunque creo que su rictus de la casa de Alba es ideal para el género -y, tras Copland, había estado ocupado en otros menesteres. Ahora el revival continúa, ya que tras Rocky VI, viene Rambo IV y Tarantino le quiere en su nuevo filme, Inglorious Bastards. Pero lo más inusitado es que el exterminador de ‘Charlies’ perpetra adaptar al cine… la biografía de Edgar Allan Poe!!!! Después de  enterarme de esto, me he tomado dos frascas de amontillado con el señor Valdemar como homenaje.

PD: Os dejo hasta el lunes con los trailers de otros estrenos de hoy y la obligación de rescatar Yo hice a Roque III:

El truco final 

La caja Kovak 

La Masai blanca 

Mujeres en el parque

Ritmo salvaje

Anuncios