fotos-estrellas-de-la-linea.jpg

Miserables estrenos en su mayoría este fin de semana. Lo más interesante sin duda, es el filme documental de Chema Rodríguez ‘Estrellas de la línea‘. El sevillano se ha desplazado a Guatemala para contarnos la historia de las cenicientas de saldo y esquina de allí. Viven en condiciones ínfimas y son maltratadas en ocasiones. Para hacerse oir, forman un equipo de fútbol. Para los altos, para los rubios, para los bajitos, para los de aquí, para los de allá.

También llega, antes de que pueda verse en Cannes, ‘Honor de cavalleria‘. Una de esas películas, raras, raras. El director nos ofrece la enésima vuelta de tuerca sobre ‘El Quijote’. Cine de autor en catalán. Para gafapastas confesos.

De autor también, pero chino, es ‘Shanghai dreams‘. El realizador de ‘La bicicleta de Pekín’ vuelve por sus fueros. Para los mismos que la anterior.

Producción patria ‘El mundo alrededor‘ con Antonio Molero camino de Viña Rock. Para melómanos y amigos de las road movies cañís.

Avalada por Sitges y Sundance, ‘Hard candy‘. O los peligros de golfear por Internet. Lolita de 14 seduce a fotógrafo que peina canas, pero al igual que en la cibertelaraña, nadie es lo que dice ser. Para los que gusten de los thrillers de calidad.

Otro thriller psicológico, ‘Tránsito’, del director de ‘Monster´s Ball’. Ewan McGregor es un psiquiatra que saltará del diván al sobresalto contínuo para ayudar a un paciente que, en ocasiones, ve muertos. Para fans de ‘Friker’ Jiménez.

Acción y atracos en ‘Caos‘. Para incondicionales de Wesley Snipes solamente.

Sobresaltos nauseabundos y digestiones echadas a perder en ‘Slither’. Unas criaturas tipo asquerosas babosas animan la vida del típico pueblecito tranquilo. Para los que lo fliparon con ‘Slugs, muerte viscosa’ que me consta que los hay.

Viscosa presencia también en Pregúntale al viento. Collin Farrel intenta hacernos creer que es un escritor que enamora a Salma Hayeck. Para quien va al cine a hacer manitas y si la peli es romanticona y larga, mejor.

Este abuelo es un peligro. Anthony Hopkins se mete en la piel de un vetusto amante de la velocidad neozelandés en ‘Burt Munro: Un sueño, una leyenda‘. Para los que se levantan a ver las carreras de Alonso después de salir el día anterior y aguantan el ‘rumm, rummmmmmm’ y los comentarios de Lobato a todo volumen.


Anuncios