sharon2.jpg

Instinto Básico 2 trailer

Sharon Stone ha paseado sus 48 estirados años por Madrid para presentar el filme ‘Basic Instinct 2’. Tras el éxito de taquilla de ‘Instinto Básico’ y uno de esos finales abiertos tan comerciales, mucho se habló de este proyecto que al fin vió la luz.

La negativa de Michael Douglas, que cayó en una espiral de adicción sexual tras la primera y las exigencias salariales de la Stone, ralentizaron la secuela. Como sustituto de Douglas se ha escogido a David Morrisey. Este actor británico -emparentado con los Freud (Sigmon y Lucien) nada menos- es de poco a nada conocido en nuestro país donde hemos podido verle en otro peliculón: ‘La mandolina del Capitán Corelli’. Aquí da la réplica a la Stone interpretando a un psiquiatra con el que comparte algo más que diván.

Paul Verhoeven también rehusó participar en este proyecto y le sustituye Michael Caton Jones con joyitas en su curriculum como ‘Rob Roy’ y la mucho más interesante ‘Vida de este chico’.

Si la primera parte, era un horror -aunque inauguró el género de los “sex thrillers”- esta segunda parte, no tiene mayor atractivo que su protagonista enarbolando de nuevo el pica hielos. El argumento es más de lo mismo: otra vez la rubia escritora es sospechosa de un asesinato y otra vez un atractivo varón debe probar su inocencia.

Los espectadores que ya la han visto la han defenestrado y en nuestro país podrá criticarse a partir del 31 de marzo. Hemos podido ver, no obstante, una gran promoción en todos los medios de comunicación -lo cual le augura un buen primer fin de semana- mientras otros cineastas con películas pequeñas se las ven y se las desean para que nos enteremos de que estrenan en nuestro país. Unos tanto y otros tan poco.

Anuncios