che_deltoro.jpg

Benicio del Toro concluye la producción ‘Guerrilla’, un esperado biopic sobre el revolucionario Ernesto ‘Che’ Guevara. Dirige Steven Soderbergh, el director de ‘Traffic’ y ‘Ocean´s 11’. La trayectoria de Soderbergh siempre ha oscilado entre lo comercial -‘Erin Brokovich’ – y el más puro espíritu independiente -‘Sexo, mentiras y cintas de vídeo’. En su última película narra los años más combativos del ‘Che’. Junto a Benicio aparece Javier Bardem. No es la primera vez que actúan juntos, Benicio aparecía en ‘Huevos de oro’. Sí, palabra de listilla. Quizá su apellido fue lo que sedujo a Bigas Luna.

Del Toro parece ser una apuesta segura ya que es un gran actor y su participación siempre es sinónimo de calidad. No obstante, los comienzos siempre fueron difíciles y la primera intervención de este portorriqueño fue en la serie ‘Corrupción en Miami’. Su salto a la gran pantalla lo realizó en ‘Licencia para matar’ donde el descafeinado Timothy Dalton encarnaba a James Bond.

Un físico duro y los estereotipos de Hollywood, parecían factores para encasillarlo en papeles de latino maleante. No obstante, la carrera de Benicio, tras títulos como ‘Sospechosos habituales’, ‘Basquiat’, ‘Traffic’ , ’21 gramos’ y ‘Sin City,’ es más que brillante. Para sí la quisiera, ese gran vendedor de perfumes -que un día fue un buen actor-, Antonio Banderas.

Tras este proyecto, Del Toro- intentando superar a Lon Chaney- será el hombre lobo en el ‘remake’ sobre el personaje de ficción que prepara Universal Pictures. Le deseo mejores resultados que los que obtuvo Jack Nicholson interpretando a tan piloso personaje.

PD: Esta noche veo ‘Volver’ de Almodóvar. Mañana, -a quien puedan interesar- mis impresiones

Anuncios